El proyecto “Llenando Escuelas” va destinado a contribuir en el desarrollo personal, educativo y profesional de los chicos/as de la Casa Escuela Santiago Uno y al fortalecimiento de la población bereber en materia de educación y servicios básicos. Pretende ser un espacio de convivencia e intercambio cultural, donde el respeto es el eje transversal.

Nuestro proyecto ha sido ganador del II Premio Voluntariado Social de la Fundación Telefónica, que pretende identificar y difundir las mejores iniciativas del voluntario en España.

El Proyecto “Llenando Escuelas” se lleva a cabo en poblados rurales bereberes ubicados en la región de Souss-Massa-Draa, la segunda región más pobre de Marruecos. Según el Índice de Pobreza Multidimensional, las áreas rurales del país alcanzan niveles de pobreza equiparables a los de algunos países de África Subsahariana.

El clima es muy seco y con escasas lluvias lo que lo hace especialmente caluroso en los meses de verano. Los poblados en los que se asienta la población bereber son zonas de difícil acceso,  con ausencia de carreteras y medios de transporte públicos. A esto se suma que casi la totalidad de la población carece de vehículo propio o de hacerlo es insuficiente (burro, bicicleta, motocicleta) por lo que prácticamente viven incomunicados, lejos de los servicios públicos, entre ellos de los centros de salud.

La población se dedica fundamentalmente a la agricultura y la ganadería de autoabastecimiento. Entre los cultivos se puede destacar el árbol de Argán cuya semilla se emplea en la laboriosa tarea de producción de aceite y cosméticos. Las familias no tienen ingresos fijos y en muchas ocasiones los hombres abandonan temporalmente el hogar para trabajar de manera “nómada”. Realizan pequeños trabajos artesanales y de albañilería en los que la remuneración percibida suele ser en especie o mediante trueque. Las mujeres se dedican principalmente a las tareas del hogar y en algunos casos a la elaboración del aceite de Argán.

El abandono escolar es un hecho frecuente, sobre todo en el caso de las niñas, que dejan la escuela a edades tempranas para dedicarse a las labores del hogar. Esta situación deriva, entre otras cosas, de la falta de infraestructuras para llegar hasta los colegios de educación secundaria y de la falta de recursos económicos que obliga a los menores a buscar un empleo desde bien jóvenes. Entre los adultos, además, existe una tasa considerable de analfabetismo.

Los principales objetivos del mismo son:

  • Transformar a chicos y chicas etiquetados en negativo en su contexto natural, en partícipes activos de un proyecto de desarrollo.

  • Aprender otro concepto de familia donde existen aspectos sagrados tales como el respeto a los padres y madres en particular y a las personas mayores en términos globales.

  • Establecer contactos con la Institución de Educación local, con personalidades y cargos institucionales de la zona, con Asociaciones locales de mujeres y con Asociaciones relacionadas con la Cooperación Internacional para el Desarrollo.

  • Crear una cooperativa de desarrollo local centrada en la recuperación de trabajos de carácter ecosocial.

  • Sobrevivir dos meses alejados del dependiente mundo consumista.

  • Reducir el consumo de sustancias tóxicas en menores nacionales.

  • Poner en práctica los aprendizajes adquiridos durante el curso escolar, relacionados con la formación profesional en cocina, jardinería, mecánica y soldadura, formando, al mismo tiempo, agentes locales para dar continuidad temporal a los progresos, en definitiva, dar sostenibilidad al proyecto

  • Dotar de competencias profesionales a la población femenina estableciendo diferentes talleres para lograrlo

  • Dar inicio a una escuela intercultural sin juicios de valor.

  • Diseñar actividades destinadas al ocio y tiempo libre tanto para los niños y niñas de los poblados bereber como para los chicos y chicas de nuestra Casa Escuela.

  • Desarrollar obras públicas de mejora, principalmente en la escuela local: aula-taller, dispensario sanitario, aula de audiovisuales, acondicionamiento de aseos; transformación de la misma en una Escuela de Éxito.

  • Dotar a la Escuela de Éxito de infraestructuras y equipamiento deportivo, así como de un parque infantil

  • Instalar y poner en marcha maquinaria de extracción mecánica de agua en hogares con serias deficiencias en este sentido.